by
Autoshows

Golden Sahara II, un autónomo con 60 años de historia

Goodyear restauró este concept presentado en 1958.

Golden Sahara II, un autónomo con 60 años de historia

Previo a que el término de vehículo autónomo comenzara a escucharse con tanta frecuencia, hace 60 años se presentó un ejemplar que prometía convertirse en un auto innovador por allá en la década de los 50: el Golden Sahara II.

Este auto regresó a la vida en 2019 tras un largo proceso de restauración financiado por Goodyear, y fue exhibido en el último Salón de Ginebra. La marca de neumáticos compró el ejemplar (que estuvo guardado por más de 50 años) en una subasta realizada por Mecum Auctions en 2018, y su restauración fue encargada a Klairmont Kollections.

¿Querés conocer su historia?

El Golden Sahara I nace de un Lincoln Capri Hardtop de 1953 de propiedad del diseñador George Barris, quien tras chocar contra un camión y perder toda la parte superior del auto, lo restaura en su taller cambiándole la apariencia por una de aspecto futurista gracias a una capota transparente en forma de burbuja.

Lo más llamativo fue el color de la pintura, dorada gracias a la inclusión de accesorios hechos con oro de 24 quilates, y a una pintura que incluía escamas de sardinas.

Dos años más tarde, Barris decide modificar el Golden Sahara I incluyéndole un sistema similar al de conducción autónoma. Contaba con un control remoto de aceleración y frenado, encendido y apagado del motor, y apertura de puertas, algo único en la época.

Además de algunos cambios estéticos, le añadieron palancas similares a las de la industria aeronáutica para manejar el vehículo, incluía grabadora, radio y televisión, así como un frigobar en las plazas traseras, e hizo debutar el primer sistema de frenado autónomo gracias a sensores puestos en antenas sobre el paragolpes. 


Neumáticos iluminados…

Una de las particularidades de este auto futurista era la inclusión de neumáticos que fueron desarrollados por Goodyear y Neothane, que tenían un sistema de iluminación interna para hacerlos brillar en la obscuridad, como un nuevo sistema de seguridad para mejorar la visibilidad en situaciones adversas del camino.

Aunque muchas de las tecnologías de las que gozamos hoy en día están influenciadas en las que encontramos en este auto, hay muchas otras que no se utilizarían jamás en un auto de producción, quedando completamente en el olvido.

"La colaboración de Goodyear en el proyecto Golden Sahara II fue nuestro primer paso para dar forma al futuro de la movilidad autónoma. Nos sentimos verdaderamente honrados de haber sido una vez más socios en el proyecto del Golden Sahara II. El descubrimiento y la innovación siguen siendo el núcleo de Goodyear. Trabajar en proyectos como el Golden Sahara II y el prototipo de neumáticos que presentamos en Ginebra es una oportunidad para ampliar nuestra imaginación y visualizar los posibles productos y servicios del futuro", ha afirmado el vicepresidente de neumáticos de turismo de Goodyear Europa, Henry Dumortier.

A continuación, te dejamos un video para que puedas apreciarlo mejor.

Golden Sahara II, historia de una restauración

Astrid Zapata recomienda

¿Qué opinás? Contanos