Autoshows

Qiantu K50, punto de encuentro entre China y EE.UU.

Este modelo de la marca china recibe mucha tecnología oriunda de Estados Unidos.

Qiantu K50, punto de encuentro entre China y EE.UU.

Como siempre pasa en los Salones, hay vehículos se destacan por su diseño, potencia, alto precio o por lo extravagante y exótico que son. En el caso del Qiantu K50, modelo revelado en Nueva York 2019, lo que saltan son sus raíces chinas mezcladas con la tecnología americana, alcanzada por Mullen Technologies, empresa californiana especializada en vehículos eléctricos.

El Qiantu K50 tiene lo mejor del diseño asiático. Vemos un frontal poderoso y líneas laterales muy bien esculpidas que ayudan a la aerodinámica del vehículo. Su parte posterior es suntuosa y no tiene nada que envidiarle a un auto deportivo europeo. Este modelo tiene un cuerpo en fibra de carbón y un chasis de aluminio, que lo hace muy liviano y listo para la ruta.

En cuanto a su motorización, dispone de un impulsor eléctrico en cada eje, que le da una potencia de 396 CV. Cabe señalar que este tren motriz tiene un modo “overclocking”, con el que se ve un aumento de potencia de hasta 27 caballos. Mullen aún no ha confirmado la capacidad de las baterías para el mercado americano, mientras que para China se espera una unidad de 78 kWh.

Ya en el interior, se puede encontrar una pantalla central que proporciona la configuración del vehículo y asientos deportivos en Alcántara con calefacción. Otra característica para subrayar en el Qiantu K50 es el techo con panel solar, que alimenta un sistema de circulación de aire, diseñado para mantener la cabina fresca en temperaturas superiores a 25°C. Según la marca el Qiantu K50 tendrá una autonomía que rondará los 380 km.

 

Fernando Díaz recomienda

¿Qué opinás? Contanos