Ram Power Wagon a prueba
7/1/2013 Pruebas de Manejo

Ram Power Wagon a prueba

El vehículo más rudo y diferente a todos los de nuestro Especial de lo Mejor de 2012.

Actualmente, Ram es una marca independiente a Dodge, pero de todas formas mantiene las tradiciones de la marca del carnero, entre ellas esta pick-up súper extrema para entusiastas del offroad, la Power Wagon, cargada con el colosal HEMI V8 de 5.7L.

Si bien en Argentina solo tuvimos la primera versión de esta colosal pick-up y estamos esperando la llegada de Ram y su nueva versión para 2013, bien vale la pena subirse a este monstruo de 383 CV y ver de cuanto es capaz este vehículo.

El nombre proviene del vehículo de trabajo Dodge Power Wagon que se produjo de 1945 hasta 1980, pero la versión moderna está basada en una Ram 2500 con algunas modificaciones que la hacen especial.

Entre los cambios principales, encontramos diferenciales delantero y trasero bloqueables, caja reductora, protecciones para el tanque de combustible y el transfer, barra estabilizadora delantera desconectable, amortiguadores Bilstein (además de una mayor altura respecto al piso), neumáticos BFGoodrich de 33 pulgadas para offroad y un malacate colocado detrás del paragolpes delantero con capacidad de arrastre de 5.450 Kg.

Si a todo esto le sumamos el chasís reforzado de la Ram 2500 y el motor HEMI V8 de 5.7L con 383 CV y 541 Nm de torque, obtenemos un vehículo muy capaz fuera del camino, que además puede cargar con cinco pasajeros y todavía algunas cosas en la caja.

La vista de este “camión” es impresionante, con cabina doble completa, la caja y la altura de la suspensión elevada colaboran en el tamaño de la Ram Power Wagon. A pesar de esto, su manejo resulta bastante dócil, con todas las comodidades interiores como el sistema de audio con nueve parlantes, pantalla táctil, disco duro interno, etc. además de las amplios (muy amplios) asientos para todas las plazas.

La visibilidad es muy buena para enfrente y los lados, pero para atrás sí es necesario recurrir a la cámara de visión trasera.

En cuanto a la motorización, responde muy bien a pesar del peso del vehículo que tiene que mover de más de tres toneladas. No es brutal pero se defiende bastante bien y sobre todo, en conjunto con la caja reductora en el offroad no se necesita más.

Por razones que resultan bastante obvias, las pruebas que realizamos con la Ram Power Wagon no fueron como las de los demás autos de nuestro Especial en la pista, sino fuera de ella.

A decir verdad, no esperábamos tan buen comportamiento de la Power Wagon en ciertas situaciones en las que se necesita del peso en el eje posterior para tener más tracción, pero todas nuestras pruebas logró salir en perfectas condiciones sin importar que el terreno fuera lodo profundo, agua o tierra completamente suelta. ¡La Power Wagon parece invencible!

Gracias a la desconexión por medio de un botón de la barra estabilizadora frontal permite todavía más viaje a la suspensión cuando el terreno se torna difícil y el bloqueo de los diferenciales también se hace desde dentro de la cabina sin problema alguno y de manera independiente.

La Power Wagon es un vehículo sumamente capaz para quienes gustan de explorar caminos poco accesibles. Funciona muy bien como vehículo de trabajo y un poco familiar o completamente recreativo. 

Agradecemos al Centro Dinámico Pegaso por las facilidades otorgadas parala realización de este artículo
 

Galería Ram Power Wagon a prueba

Super Prueba 2012 Ram Power Wagon 2013

1 de 23

Ram Power Wagon a prueba por Autocosmos

¿Qué opinás? Contanos